7 motivos para que la educación universitaria en línea sea uno de tus grandes propósitos en 2021

Inspirarse, soñar, trazar metas, delinear objetivos, afrontar proyectos postergados… Este año la educación universitaria en línea puede ser uno de tus grandes propósitos, que no puedes desaprovechar. Por varios motivos, encarar un pregrado o una especialización te permitirá aumentar las oportunidades y posibilidades de crecimiento personal y laboral.

En ese contexto, las ventajas que supone la metodología de aprendizaje virtual de la Fundación Universitaria Internacional de La Rioja son muchas. En su campus virtual podrás seguir creciendo de una manera flexible, gracias a un modelo de enseñanza online exitoso a nivel mundial. A continuación, te detallamos 7 motivos por los cuales éste es el mejor momento para iniciar aquí tus estudios universitarios:

1-La educación virtual se ha convertido en un modelo consolidado de máxima calidad

Previo a los comienzos de la era de transformación digital, la entonces incipiente educación virtual aún era considerada por muchos un modelo que no “igualaba” la calidad de las universidades presenciales. Pero la revolución digital que ya ha adquirido gran protagonismo (y que ganará aún más fuerza en los próximos años) ha invertido radicalmente la situación.

Hace tiempo que ha dejado de ser interpretada como un complemento para convertirse en un modelo consolidado de máxima calidad. Sobran ejemplos en el mundo de grandes centros educativos que ofrecen estudios online y obtienen excelentes resultados. Alcanza con citar instituciones educativas de enorme prestigio, como la norteamericana Minerva (que hoy recibe más solicitudes de ingreso que Harvard), o el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), cuyos formatos se alejan cada vez más de la educación universitaria presencial.

2-Ofrece grandes ventajas respecto a precios e innovación (y un aprendizaje más didáctico)

La flexibilidad, la innovación tecnológica y los precios más asequibles en el sector de la enseñanza universitaria privada son algunos de los puntos más fuertes que ofrece la educación superior en línea. Todo ello, puesto al servicio de un aprendizaje netamente didáctico.

El aspecto económico no es algo menor. Este año la economía global seguirá padeciendo los efectos del Covid-19, si bien todos esperamos que la situación no sea tan dramática como en 2020. Pero, para millones de personas, poder acceder a formación universitaria de excelencia, con costos inferiores a los que implican las grandes universidades presenciales, será una gran oportunidad en un mundo todavía castigado por los efectos del coronavirus.

3-Las clases virtuales ya han aumentado un 70% en Colombia (y la tendencia seguirá al alza)

Si realmente quieres concretar tus deseos aspiracionales o darle espacio a tu vocación, es el mejor momento para encarar estudios universitarios en línea. El planeta entero ha debido adaptarse a una metodología de aprendizaje a distancia, como consecuencia de la pandemia. Este formato ha llegado definitivamente para quedarse. No será un efecto pasajero.

Antes de que el coronavirus estallara en todas las latitudes, el 10% de los colombianos cursaban sus estudios en modalidad virtual (más de 200.000 alumnos, según datos de la red Ilumno). Pero las clases no presenciales ya han aumentado un 70%, según cifras del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MinTIC). Por ello, la cifra de estudiantes matriculados en programas virtuales no ha parado de crecer.

Este escenario impulsa a que te animes y no te quedes atrás: apostar por este formato de enseñanza en 2021 será una de las tendencias más consolidadas en el ámbito educativo. Según estudios del Online Business School, el mercado del e-learning internacional experimentará un crecimiento anual de hasta un 9,6%. En 2020 su modelo se ha disparado hasta un 85% en todos los niveles.

4-La formación que recibirás en línea te hará más creativo al utilizar herramientas digitales

Talleres, webinars, openclass, seminarios virtuales… el menú de opciones que ofrece la educación superior en línea para complementar la formación convierte a los estudiantes en más creativos. El uso de herramientas digitales potencia la autonomía a la hora de formarse.

La inteligencia artificial será una de las grandes estrellas en 2021 para las plataformas tecnológicas y educativas.

Asimismo, la tecnología en la enseñanza contribuye de forma significativa a la adaptación a un modelo que facilita el aprendizaje social. Aunque los estudiantes deben adecuarse a la tecnología como canal, las personas necesitan conectar con otras que tengan sus mismos intereses. En este sentido, la inteligencia artificial será una de las grandes estrellas en 2021 para las plataformas tecnológicas y educativas. Pero su protagonismo también obedecerá a otra causa: facilitará la formación conectando a personas con intereses similares.

5-En 2021 utilizarás más que nunca el móvil para estudiar, apostando al microaprendizaje

Las aplicaciones para el proceso de aprendizaje en dispositivos móviles han llegado para quedarse. En el 2021 utilizaremos el móvil más que nunca para aprender. Y nada se adaptará mejor a tu estilo de vida. En ese contexto, el mejor formato para adecuarse a esta tendencia será el microaprendizaje.

Olvídate de aburridas sesiones de video o de temarios extensos. La tendencia de la educación universitaria en línea que signará el 2021 será una formación dirigida a cubrir una necesidad específica de los alumnos por medio de lecciones dinámicas virtuales. Las que ofrece la Fundación pueden seguirse a través de videos o encuentros interactivos más ágiles.

Los estudiantes prefieren contenidos más concretos y a la vez relevantes que puedan recordar, aplicar y utilizar de forma sencilla y práctica en su vida. Este centro de estudios, consciente de la situación, ha adaptado sus plataformas educativas a las necesidades de los alumnos.

6-Estarás acompañado por un tutor personal y repetirás las clases las veces que quieras

Al estudiar este año en modalidad virtual, tendrás otras grandes ventajas. Al cursar títulos en la Fundación podrás conectarte en distintos horarios, acceder a los recursos por diferentes medios tecnológicos y repetir tus clases las veces que lo necesites.

Además, tendrás asesoría permanente gracias a la ayuda de un tutor personal, que te acompañará desde el primer hasta el último día de tus estudios. Un beneficio más es que tendrás compañeros de clase dispersos por todas partes del mundo. Eso favorece el intercambio de experiencias.

La diversidad de personas y oportunidades de aprendizaje propicia diálogos y construcciones que la educación presencial puede limitar.

La diversidad de personas y oportunidades de aprendizaje propicia diálogos y construcciones que la educación presencial puede limitar. Aún en tiempos de pandemia, este tipo de educación encuentra oportunidades y se fortalece como herramienta para el crecimiento personal y profesional. Sin dudas, esto es muy importante en las dinámicas cambiantes del mercado laboral.

7-Las universidades presenciales ya ‘copian’ el formato online con un modelo de alternancia

Son varias las instituciones de educación superior presenciales colombianas que ya han decidido adoptar gradualmente las clases online. Algunos modelos académicos que están siguiendo son los híbridos o de alternancia. Estos han venido proliferando en el último año como respuesta a la pandemia. Pero todo indica que, en un escenario de nueva normalidad, esta modalidad llegará para quedarse. El formato de alternancia ofrece la posibilidad de realizar un curso presencial, con la opción de que los estudiantes puedan conectarse en tiempo real desde su casa ya sea para todo el curso o solo algunas de las clases.

Varias instituciones educativas como la Universidad Nacional de Colombia (que igualmente continuará con las clases virtuales durante este 2021), la Universidad de los Andes, o la Universidad de Antioquia (por citar solo algunas) ya han decidido incorporar cursos semipresenciales, que serán un 33% mayores que los ofrecidos en el segundo semestre 2020 en todo el sector educativo colombiano. Esto demuestra que la metodología en línea funciona de manera exitosa y, más aún, que las universidades “nativas” en modelos online -como lo es la de UNIR- llevan varios cuerpos de ventaja en el sector y hasta pueden ser tomadas como referencia para seguir sus pasos.