Siete motivos por los que docentes y estudiantes deben dominar las TIC en las aulas colombianas

Las TIC en las aulas resultan claves en pleno siglo XXI.

Las denominadas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) se han convertido en pilares esenciales de muchos ámbitos. La educación no queda exenta de un fenómeno que avanza con fuerza imparable.

En todos los sectores y fases educativas -desde prescolar a la universidad-, el empleo de herramientas y la incorporación de conocimientos TIC en las aulas ya representan una realidad que puede generar enormes beneficios para docentes y alumnos. Bajo esta premisa, resulta necesario implementar estrategias desde la primera etapa de formación, la Educación Infantil, en adelante.

En Colombia, la Ley 1341 del 30 de julio de 2009 las define como el conjunto de recursos, herramientas, equipos, programas informáticos, aplicaciones, redes y medios que permiten la compilación, procesamiento, almacenamiento y transmisión de información, como voz, datos, texto, vídeo e imágenes.

En los hechos, la sigla TIC es sinónimo de transformación digital en el marco de un nítido proceso de cambio educativo. Implica grandes oportunidades y también desafíos para toda la comunidad educativa.  Por ello, el empleo de las TIC en las escuelas de nuestro país conforma uno de los ejes vertebrales de los objetivos trazados por el Ministerio de Educación Nacional (MEN).

Este propósito está incluido en la memoria Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios’ de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI). Allí se destaca expresamente que uno de los objetivos principales (en el país y en toda la región) consiste en lograr que los alumnos mejoren sus aprendizajes con la utilización de las tecnologías de la información. También, que los docentes sean capaces de introducirlas eficazmente para sus alumnos.

Uno de los objetivos principales en Colombia consiste en lograr que los alumnos mejoren sus aprendizajes con la utilización de las tecnologías de la información y comunicaciones.

Titulaciones como la Licenciatura en Educación Infantil de la Fundación Universitaria Internacional de La Rioja permiten a sus estudiantes seguir formándose como docentes. Precisamente, este pregrado (impartido en modalidad virtual) pone principal énfasis en las TIC. ¿Y por qué estas deben ser dominadas por maestros y alumnos como requisito esencial del sistema educativo? A continuación, estos son algunos de los principales motivos:

–1) Ayudan a concretar uno de los grandes objetivos de Desarrollo Sostenible de la UNESCO

“Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos” es uno de los grandes objetivos (el cuarto) del Plan de Desarrollo Sostenible de la UNESCO. Para ello, según este organismo, el uso de las TIC puede contribuir de manera clave a progresar en estos aspectos trascendentales para los niños y niñas latinoamericanos.

La matriculación en la enseñanza primaria en los países en desarrollo (como lo es Colombia), ha alcanzado el 91% a nivel mundial, pero 57 millones de niños en edad de escolarización primaria siguen aún sin asistir a la escuela. Se estima además que 617 millones de menores en el planeta aún carecen de los conocimientos básicos en materia de alfabetización digital.

–2) Representan una meta estratégica del Estado colombiano para todas las regiones del país

Quienes ejerzan la docencia en pleno siglo XXI no pueden quedar al margen de una metodología de enseñanza sostenida por las TIC. Esta es una meta estratégica del MEN. Iniciativas medulares como el ‘Proyecto ‘Centros de Innovación Educativa’ de este organismo promueven “la construcción de capacidades regionales de uso educativo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación”, tal como sostiene uno de los lineamientos principales de la iniciativa.

Su finalidad es mejorar la calidad de las prácticas educativas en las instituciones y entidades que conforman todo el sistema educativo colombiano. Ya existen cinco centros de innovación regionales del país, con el objetivo de promover las capacidades y competencias en el uso y manejo de las TIC.

–3) Reducen la brecha educativa y generan más oportunidades para niños y niñas

El empleo de las TIC en las aulas reduce considerablemente la brecha educativa para niños y niñas de toda la geografía nacional colombiana. Hay numerosos informes que aportan pruebas categóricas sobre esta cuestión. Uno de ellos es el que ha elaborado la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe.

Concluye sobre una premisa aún poco explorada: “Los usos de las TIC de niños, niñas y adolescentes demuestran la importancia de analizar las brechas digitales de género y su relación con los distintos grupos y contextos sociales”.

–4) Refuerzan la necesidad de digitalización en un contexto acentuado por la pandemia

Si la aplicación de las TIC en las escuelas ya resultaba fundamental en el mundo previo a la pandemia, el Covid-19 no ha hecho más que reforzar la necesidad de acelerar su implementación en el escenario actual. Asistimos a una era donde las escuelas en línea ganarán cada vez más protagonismo. Su rol será cada día más esencial.

No en vano, una de las últimas iniciativas internacionales de la UNESCO se centra en la escuela en línea. Su objetivo es proporcionar acceso a Internet a los centros educativos y hacer de estos puntos de entrada para conectar a comunidades enteras a Internet, con el avance “progresivo y determinante” de competencias digitales en TIC para toda la comunidad educativa.

–5) Impulsan el mayor desarrollo de habilidades cognitivas y de discernimiento del alumno

La contribución de las TIC en el mayor desarrollo de habilidades por parte de los alumnos es otro de los motivos más evidenciables. Una educación fortalecida por el uso de tecnologías de la información y la comunicación facilita que los estudiantes aumenten sus habilidades cognitivas y de discernimiento.

Por ejemplo, estimulan que -de manera consciente e inconsciente- puedan filtrar conocimientos valiosos e información secundaria en los procesos de aprendizaje. Este sistema permite además una retroalimentación inmediata en las aulas entre profesores y alumnos, y allana el camino para que cada uno de esto pueda estudiar a su propio ritmo. En definitiva, acelera el aprendizaje autónomo de los escolares.

–6) Permitirán a Colombia situarse a la altura de lo que demanda la economía mundial  

No hay más margen para postergaciones… Es hora de llevar las TIC a las aulas colombianas de manera integral, sin dilaciones en el tiempo. La revolución digital reclama con urgencia ciudadanos formados en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Estas constituyen “un gran motor de crecimiento para la economía mundial”. Así lo ratifica el informe ‘Brecha Digital y Desarrollo Económico’ del BBVA Research.

Este documento ha analizado el uso de las TIC y su progreso durante los últimos veinte años en 160 países. Concluye que su instauración se ha venido produciendo “de forma heterogénea y a distintas velocidades”, dependiendo de las naciones.

De este modo, separa a los países analizados en dos grandes grupos, en función del nivel de desarrollo digital que experimentan. Entre las denominadas “potencias digitales” destaca la labor de Suecia, Estados Unidos, Reino Unido, Corea del Sur, Alemania y España, entre otros.

El otro bloque lo integran mayoritariamente países emergentes: menciona en concreto a Colombia, Chile, Perú, Brasil, México, India, China, Turquía, Sudáfrica y Nigeria. Para ellos destaca un gran margen de mejora. Pero si los programas académicos que formen profesores de manera adecuada y las políticas gubernamentales que ya han comenzado a ponerse en práctica se sostienen en el tiempo, los avances serán considerables para situar a Colombia a la altura de lo que demanda el mundo.

–7) Prepararán a los docentes para afrontar los nuevos retos de la transformación digital

La Licenciatura en Educación Infantil ofertada por Fundación, un nuevo pregrado que comenzará a impartirse de manera virtual desde marzo del año próximo, sintetiza con exactitud cómo la preparación adecuada de docentes en metodologías, contenidos y herramientas TIC contribuirá a que afronten los nuevos retos planteados por la transformación digital educativa.

Los contenidos de la Licenciatura en Educación Infantil de la Fundación se sostienen en metodologías y herramientas innovadoras.

Además de ofrecer a sus estudiantes que se especialicen en modelos de educación personalizada y otros tantos aspectos destacados (como la posibilidad de acreditarse en el idioma inglés) el programa se centra en las TIC. Los contenidos -con un claro enfoque en innovación– integran algunos de los módulos más destacados. Tienen como finalidad preparar docentes que contribuyan a concretar un auténtico sistema de alfabetización digital en el país.

La culminación de esos estudios servirá, además, para impulsar un progreso profesional en el escalafón docente de cientos de tecnólogos en Educación que ya integran el sistema educativo público. En este sentido, permitirán a muchos tecnólogos aspirar a subir de escala (con la consiguiente posibilidad de mejorar sus puestos de trabajo y sueldos) debido a la formación adquirida en áreas claves como las TIC, que son algunas de las más demandadas en Colombia.