La educación virtual fortalece su compromiso con la conciliación laboral y familiar

Los estudios virtuales permiten la conciliación laboral y familiar

Mucho se ha hablado en los últimos años de un tema instalado definitivamente en la sociedad: la conciliación. La necesidad de millones de colombianos de poder afrontar sus compromisos laborales sin desatender las obligaciones familiares y de estudios, sumadas a otras aspiraciones personales, se torna nítida.

¿Cómo encarar un pregrado o una especialización universitaria cuando siempre nos “falta tiempo” para hacerlo? La educación virtual aporta una gran solución a este planteo: sin dudas, es el modelo que mejor se adapta a tu vida. A continuación, te explicamos los motivos que respaldan esta afirmación:

1-Los estudios en línea son sinónimo de flexibilidad

La educación virtual ofrece un modelo respaldado en la flexibilidad. Elimina barreras como las distancias y aprovecha al máximo los beneficios de la tecnología. Todo ello arroja como resultado la flexibilidad de tiempos y horarios. Si optas por matricularte en carreras universitarias en línea, como las que ofrece la Fundación Internacional de La Rioja, podrás estudiar cómo y dónde quieras -en directo o en diferido-, ajustando los ritmos a las necesidades de tu vida.

2-Es una opción práctica, funcional y ¡muy necesaria!

La educación virtual eleva las opciones de intercambio, comunicación y crecimiento. Los procesos de enseñanza y aprendizaje ya no dependen exclusivamente de aulas situadas en establecimientos educativos. Su implementación permite estudiar en lugares y geografías remotas, o en grandes urbes, sin necesidad de tediosos desplazamientos. Esto resulta práctico y funcional para favorecer la conciliación familiar, laboral y personal. Es muy necesaria porque permite armar un organigrama ‘a la carta’ de tu vida, para repartir tiempos y energías de manera equilibrada.

3-Cada vez más personas apuestan por esta opción de estudios

La educación virtual no para de crecer. En 2019, según cifras de Online Business School, el progreso de Colombia en la aplicación de la educación virtual (en todos los niveles educativos) fue del 18,6 %. Esto sitúa al país como el segundo de América Latina con mayor tasa de progreso en esta cuestión. Solo es superado por Brasil, cuyo avance se sitúa en el 21,5%. Por otra parte, la pandemia desatada el pasado año ha disparado las licencias de plataformas digitales educativas para estudiar en línea. Un informe de Pearson Colombia reveló que todas sus plataformas presentaron un aumento de 1.876% en la actividad en 2020, respecto al año anterior.

4-Aporta soluciones a un reclamo vigente para 8 de cada 10 trabajadoras

El 80% de las trabajadoras afirmó tener algún tipo de dificultad para compaginar vida, estudios y trabajo en 2020, durante la etapa de confinamiento, a raíz del Covid-19. La educación virtual puede aportarles soluciones a madres que no resignen sus aspiraciones de formación. Los planes universitarios de estudios en línea no están atados a esquemas rígidos: resultan más “amenos”, prácticos y adaptables.

5-La tecnología, la locomotora que impulsa la educación virtual

Hablar de educación virtual es hablar de tecnología. La enseñanza superior en línea ofrece las herramientas más innovadoras, calibradas perfectamente para que los estudiantes asistan a clases conectados por audios, videos, en directo o de forma diferida. Estos instrumentos de vanguardia permiten formarse con la misma facilidad que si estuvieras asistiendo a una sede ‘física’ de una institución educativa. Todo ello contribuye a la conciliación, porque permite optimizar los tiempos y recursos. En definitiva, la vida se convierte en un poco más fácil para poder aprender sin desatender tus necesidades personales, profesionales y familiares.

6-Mejora la calidad de vida como ningún otro sistema de enseñanza

Muchas veces se piensa, de manera errónea, que estar sentados (de manera presencial) en un aula de clases durante siete horas diarias repercute en una mejor formación. Pero, para las personas que buscan conciliar, este aspecto inevitablemente dificulta su calidad de vida. Si tienes que dedicar casi el 25% de tu tiempo diario a asistir a clases de manera esquemática y fija, y sumarle el espacio de estudios y trabajos añadidos, además de reservar tus ocho horas diarias para afrontar la jornada laboral (más el tiempo dedicado a los hijos, familia, y motivaciones personales) el día se hace imposible.

Es una odisea que casi nadie puede soportar. En cambio, si planificas de manera inteligente tu capacitación en línea (asignando tiempos y momentos de la semana más aliviados para poder estudiar), esta es una gran ventaja: tú lideras los ritmos del plan de estudios y puedes priorizar actividades y tareas lectivas, lo que repercute en el bienestar general, para ti y para tu familia.

7-Un cambio de paradigma que se traslada desde el hogar a la empresa

La posibilidad de conciliar la vida académica, personal y familiar está generando un cambio de paradigma, que se traslada del hogar a las empresas. Tiene efectos sumamente positivos, no solo para las personas que cursan sus estudios en línea y tienen que seguir trabajando y ocupándose de sus familias, sino que alcanza a toda la estructura social, y a la economía de un país.

Si logras conciliar los estudios con tu vida familiar y laboral -la educación virtual es el mejor camino para conseguirlo-, estarás más motivado (muchas personas trasladan el fracaso por no poder seguir estudiando a sus actividades cotidianas) También padecerás menos problemas de salud como el estrés y la falta de concentración (factores que suelen aumentar el absentismo laboral). Superados estos condicionantes, todo ello beneficiará la productividad de la empresa a la que prestas servicio.

8-Las carreras digitales reducen la brecha laboral entre hombres y mujeres

La brecha laboral entre hombres y mujeres para aspirar a mejores puestos de trabajo sigue siendo notoria en Colombia. Aunque la tendencia insinúa algunos cambios positivos, los cargos de mayor responsabilidad en las compañías aún siguen estando acaparados por hombres, en su gran mayoría. Pero este desequilibrio puede llegar a revertirse debido al auge de las carreras virtuales: cada vez más organizaciones buscan perfiles de mujeres con carreras digitales en un mundo pospandemia.

En países latinoamericanos, la demanda ha crecido, sobre todo, en las áreas de comercio electrónico y manejo de ‘big data’. Se trata de una nueva generación, las de mujeres denominadas “digital workers”, que pueden formarse desde sus hogares. Para los departamentos de RRHH, demuestran capacidad de adaptación, de autonomía, organización y de responsabilidad, ya que son capaces de administrar bien sus tiempos y recursos. Las ofertas educativas en línea permiten que más mujeres puedan crecer académicamente, sin dejar de lado otros ámbitos importantes como el trabajo o la familia. Por ello, son tan necesarios los modelos de educación flexibles como los que aporta la educación virtual.

9-La pandemia ha acrecentado un nuevo escenario: la educación virtual es la estrella

En Colombia, según cifras oficiales del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MinTIC), las clases virtuales han aumentado en un 70% el pasado año, en plena pandemia. Todo indica que este año las imparables cifras de crecimiento de esta modalidad no se detendrán, gracias a sus evidentes ventajas en términos de precio e innovación tecnológica puestas al servicio de un aprendizaje más didáctico.

Claro que, para que miles de personas logren conciliar y puedan mejorar su formación y condiciones de vida, el país debe afrontar una serie de desafíos urgentes. En Colombia, solo el 67% de los estudiantes tienen conexión a internet en sus casas, 62% acceso a una computadora, y un 29% a un software educativo, según el informe que emitió la UNESCO, “La educación en tiempos de covid-19”. Se necesita una infraestructura estatal optimizada para brindar mayor cobertura y acceso a internet. Desde el ámbito privado, el arco empresarial deberá invertir más en educación virtual. Se estima que para 2025, el mercado de e- learning moverá unos 350.000 millones de dólares en el mundo, por lo que las empresas que aboguen por el aprendizaje en línea también verán incrementados sus ingresos.

10-Es la estrategia más eficaz para dedicarte a lo que realmente soñabas y te gusta

¿Quieres estudiar desde casa, para poseer más libertad de acción y disfrutar de tu familia y tiempo libre? ¿Buscas un modelo que permita organizar mejor tus horarios y, de este modo, no resignar tus aficiones y dedicarte a lo que realmente le gusta? Descubre nuestros estudios virtuales, que poseen la más elevada calidad académica. Facilitarán la concreción de tus sueños postergados: los Pregrados virtuales y las Especializaciones on line de la Fundación Universitaria Internacional de La Rioja ¡te están esperando!

La Fundación Universitaria Internacional de La Rioja - UNIR es una Institución de Educación Superior sometida a la inspección y vigilancia del Ministerio de Educación Nacional de Colombia. Reconocimiento de personería jurídica mediante Resolución No. 13130 del 7 de julio de 2017 expedida por el Ministerio de Educación Nacional.

Calle 100 No. 19-61 piso 8º, Bogotá – Colombia. Teléfono: (571) 5169659